Discurso institucional en homenaje y entrega del Premio Nacional de Periodismo Carlos Septién García 2011 a Miguel Ángel Granados Chapa

20 Octubre, 2011

A mediados de septiembre, justo cuando se ausentó temporalmente de los medios en los que colaboraba, la Escuela de Periodismo Carlos Septién García notificó al maestro Miguel Ángel Granados Chapa que le concedía el Premio Nacional de Periodismo Carlos Septién García 2011.

El  director de la Escuela, José Luis Vázquez Baeza, comunicó al periodista que la comunidad Septién reconocía su labor de más de 40 años y quería entregarle el premio en una ceremonia el día del aniversario luctuoso de Septién García.

Ya habiendo retomado su columna en el diario Reforma, Granados Chapa mandó decir que sí, que aceptaba gustoso y que participaría en la ceremonia el día que se programara.

 

En la carta formal de notificación del premio, la Escuela le expresó a Miguel Ángel Granados Chapa las razones por la cuales era un digno acreedor de su máximo galardón:

Consideramos que su trabajo en los medios es un ejemplo de disciplina y constancia; de rigor informativo; de sencillez y profundidad argumentativa; de dominio del español y del lenguaje periodístico, y de sensibilidad social, que debe alentar a las nuevas generaciones de periodistas en su desempeño profesional”.

Además, en la carta se precisó que la ceremonia sería hoy, jueves 20. Nuevamente, Granados Chapa expresó su ánimo por asistir.

El lunes 10 de octubre se informó a toda la comunidad Septién que el maestro Granados Chapa era el tercer condecorado con nuestro Premio Nacional de Periodismo; que estaban invitados a conocerlo y a escuchar las ideas de uno de los pilares del periodismo en México.

Debido a la frágil salud del homenajeado, se convocó a estudiantes, maestros y egresados a realizar entre todos una ceremonia cálida y discreta.

El envío del boletín de prensa sobre el Premio se programó para el viernes 14, fecha que coincidió con la publicación de la última columna “Plaza Pública”, de Miguel Ángel Granados Chapa en Reforma, en la que escribió: “Ésta es la última vez que nos encontramos. Con esa convicción digo adiós”.

Hoy jueves 20, la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, en presencia de su hijo Tomás, de su esposa Shulamit, de sus colegas,  reconoce al periodista, al abogado, al maestro, al doctor Miguel Ángel Granados Chapa: rinde homenaje al periodista preocupado por la desigualdad social y por dar voz a los excluidos; al periodista capaz de desenmarañar con brillantez y precisión los temas del acontecer político y, tras ello, dejar en sus lectores y escuchas una idea imprescindible al momento de concebir la opinión propia.

Hoy, recordamos con admiración la forma clara de pensar, de hablar y de escribir de Miguel Ángel Granados Chapa; recordamos su tono pausado y coherente, su habilidad para formular artículos “al vuelo”, con datos exactos obtenidos de la memoria y no de apuntes, a partir de los cuales planteaba y deliberaba sobre temas ya importantes o dignos de considerar importantes para la vida democrática del país.

La comunidad Septién se siente orgullosa de haber tenido en sus aulas a un maestro absoluto, que además continuó enseñando a muchas generaciones de periodistas con su trabajo diario en la prensa, la radio y la televisión; porque cada columna, cada entrevista o cada análisis suyo eran una lección de disciplina, de lectura tenaz, de agudeza intelectual, de oficio periodístico y de convicción personal.

El maestro Miguel Ángel Granados Chapa, tal como lo aconseja en su decálogo,  construyó un camino hacia la libertad de expresión; cada paso que dio lo fue compartiendo con sus alumnos, colegas y lectores. Tenemos sus huellas. Preparémonos para pisar esas huellas sabias que nos ayudarán a construir otros caminos hacia los más altos ideales.

 

*Pronunciado por Fanny Contreras,
directora Académica de la EPCSG

México, DF;  20 de octubre de 2011
Salón de Sorteos de la Lotería Nacional

 

Regresar a Premio Nacional de Periodismo Carlos Septién García

Compartir: